Y a solas con él en su capilla.

104