El Santísimo Cristo del Amor en su salida de la Iglesia del Salvador